para niños

Tarta de coca-cola, ¿te atreves?

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Hoy André nos ha dejado boquiabiert@s!ha conseguido hacer una tarta de coca-cola vegana en forma de botella! te recomendamos practicar tu paciencia antes de ponerte al lío y si tienes ocasión hazla junto a alguien o incluso junto a los/as más peques! se divertirán seguro y además os sorprenderá la jugosidad del bizcocho en contraste con la crema pastelera y la firmeza del chocolate que lo recubre.

Espero que la disfrutes mucho!

 

Tiempo de preparación: 45 minutos aproximadamente

Ingredientes para el bizcocho

  • 40 gr. de margarina
  • 1 sobre de levadura royal o cualquier otra
  • 70 gr. de panela
  • 225 gr. de harina
  • 40 gr. de cacao en polvo
  • Una pizca de sal
  • 1 lata de Coca-Cola Zero
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla

Procedimiento del bizcocho

Precalentamos el horno a 175 grados.

En un bol mezclamos con unas varillas los ingredientes secos.

En otro bol ponemos la Coca-Cola, la margarina y la esencia de vainilla y mezclamos bien.

Luego integramos todos los ingredientes, es decir la dos mezclas, usando para ello unas varillas. Cuando tengamos la mezcla la echamos en un molde engrasado previamente con un poco de aceite.

Horneamos durante 35-40 minutos aproximadamente. Antes de sacarlo del horno comprobamos con ayuda de un palillo que nuestro bizcocho está bien cocido.

Cuando nuestro molde esté templado desmoldamos el bizcocho y lo metemos en un bolsa de plástico donde lo dejaremos 6 horas reposando para que quede superjugoso.

 

Ingredientes para la crema pastelera

  • 1 cucharadita de esencia de vainilla (aquí al gusto de cada uno dependiendo de cómo le guste de intensa)
  • 40 gr, de maicena
  • 400 gr. de leche de soja (+ 4 cucharadas)
  • 8 gr. de estevia
  • 1 rama de canela
  • ½ cucharadita rasa de colorante alimentario

Procedimiento de la crema pastelera

Primeramente ponemos la leche en un cazo junto con la rama de canela y la llevamos a ebullición. Cuando llegue a ese punto la apartamos del fuego y dejamos infusionar 5  minutos.

Mientras en un vaso mezclamos la maicena y la esencia de vainilla con 4 cucharada de leche. Luego añadimos a esta mezcla el colorante y volvemos a mezclar bien.

Cuando ya tengamos nuestra leche lista, apartamos la rama de canela y añadimos la mezcla de maicena. Mezclamos bien y llevamos a fuego medio revolviendo con unas varillas sin parar hasta que espese. Reservamos en la nevera.

 

Ingredientes para la botella:

  • 225 gr. de chocolate negro
  • Una botella de Coca-Cola de ½ litro

Procedimiento de la botella

Quitamos la etiqueta a nuestra botella con cuidado de no romperla y la guardamos. Cortamos la botella por la mitad (más o menos en la mitad de dónde iba la etiqueta).

Ponemos 175 gramos de chocolate al baño maría y cuando esté fundido echamos un poco en uno de nuestro trozos de botella y la moveremos continuamente para que el chocolate quede repartido por todo el plástico. Cuando lo tengamos lo metemos al congelador 10 minutos. Hacemos lo mismo con la otra mitad de la botella. Pasado ese tiempo la sacamos del congelador y volvemos a repetir la operación con los 50 gramos de chocolate que nos quedaba, así conseguiremos una capa más gorda y que no se nos rompa cuando desmoldamos. Volvemos a meter en el congelador otros 10 minutos y luego reservamos en la nevera unas 2 horas.

 

Y llega el momento de montar la tarta, para ello echamos un poco de crema en una de nuestras mitades de botella y la extendemos con ayuda de una paleta. Luego ponemos un trozo de bizcocho. Repetiremos la operación hasta llenarla completamente. No os preocupéis, no tiene que quedar perfecto, yo de hecho lo llené y con ayuda de una cuchara comprimi el relleno para poder meter más. Repetimos lo mismo con la otra mitad.

Ahora nos queda desmoldar, quizás la parte más delicada pero no imposible. Con ayuda de unas tijeras de costura haremos un pequeño corte en el borde de una de las mitades y ayudándonos de nuestros dedos iremos tirando del plástico rompiéndolo poco a poco. Si os cuesta simplemente ir cortando con las tijeras muy poco a poco, metiendo solo la punta y haciendo cortes de 2 milímetros aproximadamente. La parte más complicada es la de abajo, la de arriba veréis que sale casi sola a poco que cortemos.

Cuando las tengamos listas encajamos nuestra botella colocando la mitad superior encima de la inferior. Fundimos un par de onzas de chocolate y con un pincel pintamos toda la zona donde se juntan las mitades así como la zona donde irá la pegatina y colocamos esta. También colocaremos la arandela y el tapón, echándole dentro una gotita de chocolate para que se quede pegado. La guardaremos en la nevera hasta que la vayamos a zampar. 

 
  

Buscar

Subscríbete al boletín Vegginnova

() Campos obligatorios

Buscar